Política de Cookies

Este website utiliza cookies para ofrecerte una mejor navegación y que los contenidos se puedan adaptar a tus preferencias. Así que si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información puedes consultar la Política de cookies.

Más información

Salma de Nora

Salma de Nora es una mujer contundente con experiencia y personalidad mira directamente a los ojos y exhibe un sano sentido del humor. Desde su sólida veteranía en el porno admite que se inició en el sexo en su vida privada bastante tarde: a los 18 años. Y al contrario de lo que suele acontecer... “Fue fantástico. De hecho seguimos siendo amigos. Nos conocemos desde hace muchos años y es como... mi amor platónico”.

Salma ha tenido desde siempre una estrecha relación con el mar trabajando en barcos como una marinera experta. ¿Cómo se le ocurrió entrar en el porno y además como sabía que serviría para la profesión? “Porque me gusta el porno y sobre todo porque delante de la cámara no me siento incómoda me gusta soy exhibicionista...” Ahora desde su larga andadura en el mundo del X da la impresión de que en el medio se siente como pez en el agua. Pez de mar está claro.

Sin embargo su primera escena la decepcionó porque nunca se imaginó que sería tan duro. “No hubo la menor delicadeza. No digo que pensara que iba a ser romántico pero cuando conoces a alguien piensas que será más suave o que al menos te preguntará cómo te encuentras. Es importante a la hora de rodar que se preocupen por ti...” Un dato que consideró antes de entrar en el género del cine para adultos fue que sus compañeros de cama le aseguraban que los satisfacía plenamente. “Es posible que yo fuera más allá de lo que ellos esperaban de mí... Siempre me entregaba entera con mucha pasión. Me gusta hablar con mi pareja y saber qué es lo que más le gusta sexualmente hablando y que él se interese por lo que me satisface a mí claro”.

Entre las cosas más salvajes que ha hecho cuenta que estar con dos hombres está en primer lugar. Lo gozó plenamente porque siempre ha sentido mucha curiosidad por el sexo y ningún temor. ¿Qué opina del doble vaginal o el doble anal? “No diría que no si me propusieran probarlo pero me daría un poco de miedo. Miedo físico. Creo que puede dolerme bastante... sobre todo una doble penetración anal”.

Antes de hacer del porno una profesión la sodomía formaba parte de su vida sexual privada aunque asegura que no le atrae demasiado. “En mi caso no tengo problemas en hacer anal pero no es mi acción preferida. Lo que más me excita es la penetración vaginal cuando yo estoy encima del chico porque puedo moverme a mi antojo y así consigo un orgasmo muy rápidamente”.

En general no experimenta orgasmos cuando rueda porque el estrés y la tensión se lo impiden pero en alguna ocasión muy especial se ha corrido en una escena... si coinciden dos cuestiones que el chico le agrade y la postura sea una de sus preferidas. “Me encanta encima del chico y también a cuatro patas es una postura que me da morbo... Me gusta la felación y la penetración vaginal me encanta y sé cómo hacer feliz al chico. Me da morbo que el chico me maneje me cambie de posturas”.

¿Tiene fantasías una mujer que lo ha probado prácticamente todo... sexualmente hablando? “Mi fantasía preferida con mi pareja con alguien que tenga un feeling potente es hacerle un regalo con otra mujer. Un trío. Aunque ya no es una fantasía porque la he cumplido...” Una situación extraña si se considera que Salma afirma que es una mujer celosa. Pero ese sentimiento no aparece cuando el morbo por ejemplo durante el trío supera a los celos... “Mi pareja tiene mucha experiencia a nivel sexual... porque no es precisamente un chaval. Es un tipo maduro... A mí no me interesan particularmente las escenas lésbicas pero cuando interviene un chico y se trata de un trío la disfruto. Me gusta jugar con él y ponerlo a tope... y entre dos mujeres es más fácil”.

En el porno actual da la impresión de que cada vez se exige más y más a las actrices por ejemplo ese juego tan fuerte que consiste en el coño-boca-coño o ano-boca-ano... “Bueno no es lo más agradable pero tampoco me molesta. Me molesta por ejemplo si la chica tiene un olor vaginal fuerte o un flujo fuerte y de repente alguien la folla y después me la mete en la boca y en ese caso... pues... es desagradable porque el gusto no es lo máximo ¿no?. En cuanto al tema ano-boca-ano... me molesta un poquito más... por lo que pueda pasar...”

¿Qué ocurre si un actor está sodomizando a una actriz y luego se vuelve para que ella se la chupes? “Si no se ha pactado digo que no. De todos modos es más confiable cuando esa secuencia de ano-boca-ano... no se realiza con otra actriz... sino que ocurre conmigo. Es mi ano...”

¿Cuáles son sus límites a la hora de rodar? “No me gusta ni lo he hecho porque no me atrae nada... el fist-fucking... la mano dentro del coño o del culo. Y tampoco estoy muy animada a la doble penetración anal. No me han ofrecido hacerla ni anal ni vaginal no he hecho ninguna de las dos. Y si me lo ofrecieran me lo pensaría. Pero creo que diría que no”.

Claro que a lo largo de su carrera han habido algunas experiencias desagradables... “Tuve una experiencia muy muy desagradable en un rodaje para una productora alemana en la que yo me acababa de poner una espiral un DIU en Alemania y era mi primer mes de regla cuando el cuerpo se está acostumbrando a los cambios... y cuando me llamaron para rodar les dije que tenía la menstruación y que era muy fuerte. Decidieron cambiarme la escena para que hiciera un anal... pero tenía mucha sangre y no acababa nunca de limpiarme y fue muy desagradable. Me sentí fatal. Aunque al final salió bien porque estuve una hora en el cuarto de baño intentando lavarme todo el tiempo... No quiero ni recordarlo”.

Salma suele visionar de vez en cuando sus propias películas y a pesar de las buenas críticas recibidas se encuentra un montón de defectos. “Todavía no he visto una película mía de la que pueda decir sin reparos que me gusta por completo”. Le encantaría hacer un film con muchos vestidos fantásticos de época con escenas de comedia exigentes... “Me gustan las películas en las que hay interpretación pasión romanticismo. Y sexo con mucho morbo claro. Pero no escenas frías sin preparación y dale dale y toma toma...”

Ha trabajado con muchos actores y entre ellos recuerda especialmente a Markus y Roberto Chivas con quien tiene mucho feeling se gustan y eso aparece en la pantalla. Su relación con los demás miembros del equipo en los rodajes es buena y piensa continuar en el porno mientras el cuerpo se lo permita y luego continuar en el mundillo quizá en la producción.

En su caso interesada en las películas con guión y las escenas de comedia complejas le gustaría dar el salto al cine tradicional. “Cuando vivía en Madrid donde estuve un poco metida en el cine... con ese chico que me desvirgó que hoy es actor y fue nominado a los Goya como actor revelación. Yo estuve a punto de seguir la carrera con él pero por esas cosas imprevisible me fui a Mallorca y me he quedado con las ganas”.

Al contrario de lo que indica la propia realidad Salma no cree que tener una carrera en el cine pornográfico sea una traba a la hora de dar el salto al cine tradicional. “Porque conoces a mucha gente del cine tradicional. María Bianco por ejemplo se pasó al cine tradicional ¿no? En Alemania una chica que comenzó en el porno acaba de ganar un Oso en Berlín y hubo un escándalo. De modo que también puede ser un problema...”

El porno para ella es “una oportunidad de ver mundo de conocer gente de realizar mis fantasías y de ganar dinero... claro que sí. Si no hubiera dinero de por medio creo que el 90 de los actores y actrices no harían porno”.

¿Qué haría si una hija suya de 20 años le dijera que quiere dedicarse al cine X? “La animaría segurísimo. Yo lo he hecho también... ¿no? No sé qué diría su padre pero yo la animaría. Yo le diría que si realmente se siente bien y es lo que le gusta... adelante. Si eres feliz continúa ese camino que has elegido...”

Una respuesta que suele coincidir con la de la mayoría de los actores y actrices del género aunque en el caso de Salma resulta especialmente significativa porque no tiene resuelto su propio tema familiar. Sus padres al menos en el momento de esta entrevista no sabían a qué se dedicaba y ella está persuadida de que el día en que se enteren habrá problemas... Por el momento ésta es su única preocupación y por lo demás confiesa que es feliz se siente bien consigo misma y no le afecta el qué dirán...

Kink