Roberto Valtueña

Roberto Valtueña

Roberto Valtueña defiende un porno donde el cine y el sexo convivan en pos de una nueva percepción del género. La búsqueda obstinada de escenas diferentes sumergidas en una atmósfera morbosa y siguiendo un guión bien elaborado que no es un complemento sino la línea directriz de cada secuencia y de su porqué. Y una atención cruda sin autocensura de ninguna especie a la acción sexual inquietante dura y bajo el signo de la excelencia.

La filosofía de Roberto Valtueña es asimismo que el porno no es para él un trampolín para ir a otra parte. Ha llegado para quedarse. A sus cuarenta y tanto años y con una gran trayectoria en el mundo audiovisual publicidad televisión a sus espaldas afirma que su mayor fantasía es hacer cine con sexo… poniendo el acento en la palabra cine.

¿Por qué el porno? “Bueno hace un par de años necesité hacer algo más… No sé tal vez fuera la crisis de los 40. Tengo muchos amigos en el mundo del cine realizadores en fin… me alentaron a comenzar. En especial un gran amigo mío vasco director de cine convencional que a través de charlas descubrió esta faceta mía vinculada al guión y a la percepción de los personajes”. Su inicio fue con un corto erótico rodado con una amiga stripper. Luego con The Gift demostró que puede producirse realizarse y disfrutar de un film X con una historia sólida y unas actuaciones magníficas. “Mi preocupación fundamental con The Gift era precisamente lo que más me preocupa cuando veo una película porno que la comedia no desmerezca el sexo en absoluto”.

Para Valtueña el guión y el story board son esenciales La improvisación cambia los condicionamientos de un buen proyecto. Hay que rodarlo todo y luego en el montaje descubrir que hay escenas que valen la pena incorporar y que si no las tienes… se debilita el producto final.

“Creo que el trabajo del director comienza mucho antes del rodaje cuando escribe el guión realiza el casting y prepara a la gente. En el rodaje si has escogido bien va solo. Contestas preguntas que te plantean. El secreto es crear un buen clima… Y aportar ilusión porque te gusta lo que haces“. Tiene claro que la concepción del cine X varía con la edad y que el hombre coge la sensibilidad sexual de la mujer cuando se hace mayor. Para él una buena película es cuando atrapa la historia y además el sexo interviene de un modo duro y apropiado.

“A mí me resulta muy difícil juzgar mi propia película pero me gustaría conseguir que las escenas exciten. Me gustaría hacer lo que yo disfrutaría viendo en una pantalla y quiero atraer a esa gente que opina como yo… Cuando escribo busco que tenga ese morbo esencial… ”.

En The Gift última contribución de la magnífica Silvia Lançome al mundo del hard hay un par de secuencias que ilustran a la perfección la tendencia de Valtueña por hace un buen trabajo con los actores y obtener esa excitación creciente morbosa que atrapa al pornófilo de principio a fin. “Natalia Z y Mick Blue comenzaron a jugar y fueron ellos los que me llevaron a configurarla casi de otra manera. Hay muchos planos de cara porque realmente hay un trabajo de los dos que resulta extraordinario. Hay una química entre ellos que se percibe durante toda la acción… Por eso el guión es esencial. Es la línea conductora. Todos los elementos tienen que servir a esa línea y no romperla. Igual que la banda sonora que en el porno suele ser mortal. Al principio a lo mejor grabas sesenta pistas y luego haces como Picasso que va eliminando cosas y consigues estrictamente lo que te hace falta. Lo que no hace falta distrae”.

Para conseguir una atmósfera continua y una suerte de modelado del morbo que no se interrumpa Valtueña procura no cortar las escenas una vez iniciadas. Y entonces qué sucede cuando por ejemplo el actor tiene un gatillazo… ¿Viagra a mano? “Cómo se tiene que preparar uno para una escena creo que es algo muy personal. Mick nada de viagra y era alucinante algunas cosas que era capaz de hacer. Era un don. Acababa una escena de cuatro o cinco hora y me preguntaba a dónde podía ir esa noche de juerga con una tía.”

El género tiene muchas posibilidades y también aplicaciones. “Creo que hay algo que está muy claro. La gente desde que ve más porno folla de otra forma. Y conlleva cierto riesgo porque se entra en una parte casi educativa que también puede resultar arriesgada. Todos aprendemos por imitación y si la pornografía tiene una tendencia muy violenta puede llevar a que alguien practique lo que ve sin control. Nosotros aprendemos copiando y es una responsabilidad que un chaval quiera repetir con su novia algunos episodios muy violentos que hoy han puesto de moda ciertos actores”.

Valtueña afirma que no cree que las actrices porno sean putas porque una puta lo hace por dinero y una actriz no folla por el vil metal. Asegura que “arriba de todo existe el exhibicionismo y tener una oportunidad de ser famosilla. El romper el salir el darse a conocer es el primer punto. Es el mismo gusanillo que ocurre con cualquier profesión que te saca de una fábrica y te lleva a los medios”.

Su trabajo con las actrices es paciente y concienzudo y es capaz de extraer de ellas lo más importante su implicación natural con el personaje. Por ejemplo… “Salma de Nora. Creo sin la menor duda que es una gran estrella. Lo tiene todo. Follando es la hostia que es la esencia del porno. Apetito a todo tipo de sexualidad. Es muy fácil hacer una escena con ella porque prácticamente te dice que sí a todo. El entusiasmo es el de alguien que acaba de empezar. Y luego una gran capacidad para la comedia es una gran actriz”.

Valtueña ha llegado al porno para quedarse defiende a ultranza su idea de los films con guión y con una factura estética cuidada y al servicio no sólo de la historia sino también del sexo adecuado duro y seductor. Su idea acerca de lo que tienen sus películas respecto de la media que se producen merecen sus propias palabras… “Es muy complicado responderte porque estoy en un punto en el que baso más en el instinto que en otra cosa. Si pudiera constatar a esta pregunta estaría haciendo un cine para que guste a la gente y yo quiero hacer una película para que me guste a mí. Y si el planteamiento es correcto posiblemente le guste a mucha más gente. Creo que lo más importante es ser honesto con uno mismo”.

En síntesis entonces… ¿qué es el porno para Roberto Valtueña? “Es imaginación es respeto es responsabilidad es entusiasmo. Y sobre todo es ilusión”.

Leer más

Perfil de Roberto Valtueña

  • Nombre: Roberto Valtueña
  • País: --
  • Edad: --